Presentación de El Caballo de Oro

“Llegó “El Caballo”. Evidelia Velásquez – Día a día.

La construcción del ferrocarril en Panamá, en la década de 1860, dio paso para que se tomara en cuenta nuestro istmo para la construcción del que hoy es el Canal de Panamá; también sirvió para hacer realidad la última obra de Juan David Morgan.

“El caballo de oro” es una novela que mezcla la realidad con la ficción, y con la cual Juan David Morgan ha logrado incursionar en el mercado literario español, con una historia sobre la construcción del ferrocarril, que sirvió de vía terrestre para transportar el oro que venía de California en la época de la “fiebre del oro”.

Hay que recordar que “El caballo de oro” fue presentada primero en España y luego en Panamá.

“Lograr que “El caballo de oro” se publicara primero en España que aquí en Panamá, no fue tarea fácil, pero me siento feliz de haber logrado este escalafón; porque, de esta manera, los escritores panameños de ahora en adelante seremos tomados en cuenta en cuanto a trabajos literarios y así traspasar las fronteras y dar a conocer el talento que hay en esta hermosa tierra”, dijo Juan David Morgan.

Que mejor recomendación

La presentación de esta obra en nuestro país estuvo a cargo del laureado escritor español, JJ Armas Marcelo, quien describió este libro como uno de los mejores que haya leído en los últimos tiempos y calificó a Juan David como un innovador que escribe para perfeccionar una forma literaria, comparándolo con Benito Pérez Galdós y Conrad, y situó la obra entre “Nostromo” y “El corazón de las tinieblas”, obras de este último. ¿Será por la mezcla de realismo y romanticismo que Conrad regularmente sacaba a relucir?

Panameño Juan David Morgan presenta su novela “El caballo de oro”

Nación
http://wvw.nacion.com/ln_ee/2005/noviembre/23/ultima-ce13.html
Madrid, 23 nov (EFE).- El escritor y abogado panameño Juan David Morgan presentó hoy en Madrid “El caballo de oro”, novela sobre la historia del ferrocarril construido en su país a mediados del siglo XIX, una línea férrea que, dijo, fue “la transición entre el camino que se abrieron los colonizadores y el actual Canal de Panamá”.

“La gran aventura de la construcción del ferrocarril de Panamá” es el subtítulo de la obra de Morgan, editada por Ediciones B, que se publica en España antes que en su país y en la que conviven episodios históricos y relatos de ficción.

“Ya en tiempos de Carlos V, Panamá se convirtió en una ruta de paso y se habló de hacer un canal que facilitara la comunicación”, explicó el autor.

Agregó que “los primeros caminos de Panamá eran empedrados, excepto el que cruzaba el río Chagres, cuya ruta exploraron los que luego construyeron este ferrocarril”.

La narración plasma cómo entre 1847 y 1855, en plena fiebre del oro californiana, se construyó en el istmo la línea de la Panama Railroad Company y recrea las hazañas y vicisitudes de los trabajadores, así como los estragos que causaron las enfermedades tropicales.

“Esta construcción sirve de telón de fondo para una historia de amor entre personajes reales”: el de Elisabeth y el del escritor de viajes John Lloyd Stephens, que “descubrió las ruinas mayas” y que relató en la obra “Jornadas en Yucatán y Centroamérica”.

Según Morgan, “el hecho de ser la cintura de América nos convirtió en columna de paso de la ruta del Pacífico y fue para nosotros un beneficio y una maldición” al mismo tiempo.

Cuando en 1821 Panamá se independizó de España, Simón Bolívar “soñaba con la gran Colombia y nos unimos a ese sueño tan pronto como nos independizamos de España”, continuó el autor.

El panameño, cofundador con su padre y su hermano de la firma de abogados Morgan & Morgan, ha escrito, siempre bajo el seudónimo de Jorge Thomas, “La rebelión de los poetas y otros cuentos” (2001) y novelas históricas como “Arde Panamá” (2003), “Entre el cielo y la tierra. Monseñor Jované y su siglo” (1996), “Cicatrices inútiles” (1994) y “Fugitivos del paisaje” (1992).

Con su nueva obra, la primera que firma con su nombre real, Morgan pretende “ser pionero y abrir el camino a otros escritores panameños” en España.

“El panameño cuando escribe se siente demasiado motivado por la búsqueda de su dignidad”, reconoció, algo que atribuye a que los países que han sido colonia “sienten de manera profunda su identidad”.

La portada de la obra, reproducción exacta de un grabado del 1855, ilustra la llegada de la primera locomotora a Panamá.

Morgan es, además, miembro de la Asociación Interamericana de Abogados y Secretario Internacional del Pen Club panameño, así como presidente del Patronato del Museo del Canal Interoceánico y de la Fundación de la Ciudad del Saber. EFE

——

“El caballo de oro”, de Morgan, mezcla ficción e historia
El periódico de Aragón
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/el-caballo-oro-morgan-mezcla-ficcion-historia_216618.html

La construcción del primer ferrocarril de Panamá que unió dos oceános fue una tarea de tal magnitud que logró cambiar la geografía y la población indígena de aquel país iberoamericano. En esa época, que duró de 1847 a 1855, está centrada la trama de El caballo de oro , una nueva novela del autor panameño Juan David Morgan, publicada por Ediciones B, la primera que firma con su nombre real.

La realización, llena de adversidades, del proyecto de la Panamá Railroad Company (un grabado de la época ilustra la portada del libro) coincidió con la fiebre del oro de California y como ésta, concentró en el pequeño país toda clase de personas que fue utilizada como mano de obra y a aventureros.

Con ritmo trepidante, Juan David Morgan mezcla los episodios históricos repletos de personajes reales y la ficción basada en datos auténticos como los estragos que causaron las enfermedades tropicales, las proezas de los inmigrantes o las relaciones amorosas.

Entre los personajes reales que aparecen en esta novela se encuentra John Lloyd Stephens, abogado norteamericano nacido en 1805, cuyo principal logro es haber descubierto las ruinas mayas de México en 1841. Su obra Jornadas en Yucatán , sobre esta milenaria cultura, aún forma parte de los libros de texto de las universidades norteamericanas. En esa época visitaba Centroamérica y conoció, de primera mano, los trabajos del ferrocarril panameño.

Para el escritor canario J.J. Armas Marcelo, que presentó ayer la obra en el Museo del Ferrocarril de Madrid, El caballo de oro muestra la lucha “entre la máquina y el río” (el tren avanza mientras el cauce del río tienen que sufrir modificaciones), una metáfora del pulso del hombre a la naturaleza. Para él, Panamá es “territorio Conrad”, en referencia al autor de El corazón de las tinieblas .

Además del propio goce de escribir, Morgan, abogado de profesión –“mantengo mi despacho que, además, me mantiene”, afirma– aporta con sus obras un conocimiento de su país natal, uno de los menos conocidos que conquistaron los españoles. De hecho, la primera línea férrea que unió al Atlántico con el Pacífico, fue la “transición” entre el camino que abrieron los colonizadores y el actual y deseado canal.

“El hecho de ser la cintura de América”, afirma el escritor, “es una bendición y una maldición al mismo tiempo”. El problema más importante de los panameños es, en su opinión, asumir que sus señas de identidad son las de un pueblo mestizo que siempre ha buscado romper la imagen de dependencia de Estados Unidos.

Morgan ha publicado con seudónimo numerosos ensayos y novelas, entre ellas, Con ardientes fulgores de gloria , que acaba de ser reeditada en Colombia con el título de Arde Panamá y el verdadero nombre del autor. Se trata de uno de los hechos históricos menos conocidos de Panamá, cuando en 1903 se separó de Colombia por indicación o influencia de EEUU.

Ver más