El Silencio de Gaudí

Juan David Morgan: «El riesgo de que la Sagrada Familia se hunda existe»
Sergio Eguía – El Correo

Como sus hijos no confiaban en que pudiera triunfar como escritor Juan David Morgan les apostó la herencia a que lo haría. Y no es una cantidad nada desdeñable. «Cuando ven reseñas de mi trabajo en la prensa española, me llaman preocupados», bromea este panameño que es dueño del más importante bufete de abogados de su país. Pero a sus 65 años lo que de verdad le interesan son los libros. Su nueva novela, ‘El silencio de Gaudí’, afronta los problemas de hundimiento del templo de la Sagrada Familia por las obras de construcción del AVE en Barcelona . «Entre todas las rutas posibles no entiendo cómo eligieron la que pasa por debajo del monumento». Además, la trama juega con la posibilidad de que el diseño del templo le fuera otorgado directamente por Dios al arquitecto catalán.

Elegante y educado, el propio Morgan bien podría servir como protagonista de una película de intriga. Con 26 años fue vicemisnistro de Exteriores (cargo equivalente a secretario de Estado) y participó en las negociaciones con Estado Unidos para la devolución del Canal. «La experiencia fue tremenda, pero la vida pública después de aquello no me interesa». Se dedicó por completo a su firma de abogados, que cuenta con oficinas en medio mundo, a actividades culturales como la Ciudad del Saber y en 1992 publicó bajo el seudónimo Jorge Thomas su primer libro. «Era divertido ser dos personas a la vez».

  • ¿No ha pensado en novelar su propia vida?

Es una vida muy normal. No he hecho cosas que sean dignas de mención. Tengo un amigo, menor que yo, que va por su tercer tomo de memorias. Yo sólo aspiro a vivir mucho y seguir intelectualmente despierto.

  • Así, que optó por Gaudí que va camino de convertirse en santo.

De la vida de Gaudí se conoce muy poco, lo famoso es su obra. Y cuando me puse a estudiar su personaje a través de Internet (usa la web para todo) vi que estaba aceptada su candidatura por la Causa de los Santos.

  • Ya sólo le faltaba un villano. ¿El AVE?

El progreso mal entendido. Tiene que ser respetuoso con la historia, con la cultura, el arte y las cosas que deben permanecer. Si no hacemos algo con el cambio climático estamos avocados a un caos. Y no es cuento.

  • ¿De verdad puede hundirse la Sagrada Familia.

El riesgo existe. No se sabe nada de cómo son los cimientos de la obra y el tipo de subsuelo. Y además falta toda la fachada de la Gloria y su peso, monstruoso, no se ha calculado.

  • Es un libro de intriga, con religiosos, Joseph Ratzinger, un genio del arte. ¿Recuerda a un ‘Código da Vinci’, pero en el que todos los personajes se mueven por bondad.

Me cuesta que los personajes no piensen como yo. No tengo reservas mentales, así me criaron y así soy. Si la iglesia sale bien parada, mejor que mejor, no intentaba lo contrario. Y encima no hablo casi nada del Opus Dei. La Iglesia está en una crisis tremenda de la que no se cómo va a salir de ella, pero no todo es malo en ella. No he leído ‘El Código daVinci’, pero vi la pelícual y era macarrónica.

  • ¿Un abogado de éxito y bondadoso? No es la imagen que de ustedes transmiten las series de televisión.

En Panamá, los clientes llegan con un gato a donde el abogado. Si el letrado brinca encima del gato, entonces saben que es un perro, pero si sale huyendo no hay duda de que se trata de una rata. Nosotros mismos hacemos chistes de abogados, no es una profesión bien vista, pero es hermosa cuando se hacen cosas bien intencionadas. El pleito que ustedes tienen entre el arquitecto Calatrava y el Ayuntamiento de Bilbao, por ejemplo, juridicamente es precioso.

  • También critica a los políticos desde sus columnas en la prensa panameña.

Mi padre decía que el país crecía cuando dormían los políticos y tenía razón. Les estoy echado en cara cosas a personas que son muy queridas. incluso familiares, pero es la erdad. La política es un desastre. No somos la tacita de oro de América porque no hemos sabido acompañar el desarrolo económico un desarrollo auténtico e incorporar a todas las capas sociales. Siempre criticaré la corrupcion y la poca visión de futuro de los que se interesan sólo por ganar las elecciones.

  • ¿Qué opina de la ampliación del Canal?

Hay acuerdo de dos teceras partes de la población. Y no habrá problemas, porque no afecta al bosque primitivo. Además se recupera el agua fresca del lago Gatún, uno 200.000 millones de litros van al mar con cada barco. El problema es que habrá un auge pasajero y tenemos que prepararnos para que el producto de la ampliacion repercuta en en todas las zonas del país.

  • ¿Se han resentido las relaciones con EE UU?

Son buenas. Tenemos una cultura muy proamericanizada, con McDonalds. Coca-Cola y seguimos su fútbol. Siempre nos hemos llevado bien aunque yo personalmente los he combatido mucho porque fueron muy egoístas durante la época en que tuvieron la jurisdicción sobre el Canal.”

Ver más